lunes, 31 de agosto de 2015

POLYOMMATUS ABDON: NUEVAS IMÁGENES DE SUS ESTADIOS PREIMAGINALES. SU INCONTESTABLE RANGO ESPECÍFICO.





Del licénido Polyommatus abdon ya habíamos hablado en detalle en anterior entrada, sobre todo de los aspectos morfológicos del huevo, larva y pupa, a raíz de la publicación de varios trabajos al respecto, que apuntan sin lugar a dudas que este taxón es una especie en toda regla. En publicaciones recientes "de referencia" como es Fauna Ibérica (2013),  "biblia" de datos bibliográficos, poco se habla del asunto y por supuesto sin referenciar los datos publicados. Sólo mencionan este taxón parafraseando lo que en  la guía de bolsillo de Tolman & Lewington  (2002) hipotéticamente se argumenta :" P. abdon descrita por Aistleitner y Aistleitner (1994) con ejemplares de las provincias de Albacete, Jaén y Granada, es defendida por algunos autores como especie independiente. El habitus del adulto encaja dentro del rango de variación  de P. icarus y P. celina y su área de distribución parecería corresponder a la segunda de las dos especies, salvo tal vez por el rango altitudinal; a la espera de evidencias más sólidas a favor o en contra de su separación específica, consideramos este nombre como sinónimo de P. icarus". Es curioso que  a P. abdon ni siquiera, como solución de compromiso, se la haya posicionado a nivel de subespecie "P. icarus abdon". Parece que esta mariposa, única en nuestro país,  endemismo se llama, no se le dé crédito como se merece y, si así fuera, pasaría al "saco" de las especies a proteger junto P. violetae, P. golgus, etc, etc. " Polyommatus abdon parece ser que es uno de esos raros casos de "estigma científico".
Esta temporada he realizado nuevas fotografías de alta resolución (de apilado) de Polyommatus icarus (material de Asturias) y Polyommatus abdon (Sierra de Alcaraz) de las larvas, huevos y pupas, donde se aprecian con absoluta claridad las diferencias morfológicas. A continuación expongo algunas de las fotografías que acompañarán a un nuevo artículo de morfología comparada sobre las tres especies de Polyommatus (icarus, celina y abdon), invitandoos a que "objetivamente" toméis vuestras propias conclusiones.

Polyommatus abdon oruga
Más claro...el agua. La morfología (silueta) de las orugas es totalmente distinta. La de Polyommatus abdon es muy parecida a la de otros licénidos como Polyommatus escheri o Polyommatus amanda. La de Polyommatus icarus es mucho más alargada. La disposición y forma de las sedas son distintas. Aquí no cabe hablar en absoluto de variación individual como tanto se habla de Polyommatus icarus .


Polyommatus abdon y Polyommatus icarus  espiráculos
Foto realizada con mi querido objetivo Mitutoyo 20 x . Aquí se muestra el espiráculo del 6º segmento abdominal de cada especie. Cada una está hecha a la misma escala. No hay error posible. De hecho obsérvese que las cúpulas perforadas  tienen el mismo tamaño. LOS ESPIRÁCULOS SON TOTALMENTE DIFERENTES Y SOBRE TODO SU TAMAÑO

Detalle de la glándula de Newcomer de las orugas adultas. Las sedas hidroides también son diferentes tanto en tamaño como en forma. Hay que recordar que la disposición y morfología de los órganos mirmecófilos en licénidos son objeto de estudios filogenéticos, incluso por los detractores de P. abdon.
Detalle del costado de  orugas recién nacidas. En cada especie de lepidóptero las orugas neonatas poseen sedas primarias. Su tamaño, forma y disposición son igualmente significativos en estudios filogenéticos. En el caso que nos ocupa, vemos en primer lugar que  la coloración de las orugas es  diferente. En P. abdon es amarillenta y en P. icarus es amarillo verdosa muy pálida...pero eso es lo de menos. He señalado un grupo de sedas que su tamaño es bien distinto. ¿Variación individual?...ja, ja y ja..
Detalle del costado de las pupas. Los espiráculos  son diferentes y el número   órganos mirmecófilos alrededor de los mismos son distintos. Las sedas en P. icarus son más gruesas.  El aparato estridulador es distinto. Nada más que observar el reborde intersegmental . Este aspecto igualmente lo abordaré en el trabajo acompañado con fotografía aún con más detalle que en el recién publicado artículo de L. roboris. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada